La guerra de los pasteles

La guerra de los pasteles fue el primer conflicto armado que México tuvo que enfrentar contra una potencia extranjera en su temprana vida independiente, ocurrió del 16 de abril de 1838 al 9 de marzo de 1839 en contra de Francia que reclamaba pagos por daños cometidos en México durante revueltas armadas a comerciantes franceses radicados en el país; entre estas reclamaciones se encontraba la de un pastelero cuyo negocio se encontraba en Tacubaya. Esta reclamación fue la que dio el nombre de guerra de los pasteles de manera popular. Hacia 1827 ambos países firmaron un acuerdo que regularía las futuras relaciones diplomáticas entre ambas naciones aunque, sin firmarse de forma oficial, declaraciones provisionales fue el nombre del documento.

Francia al igual que Inglaterra lo hizo, reconoce a México como nación independiente, con la intención de ser favorecida al igual que sus ciudadanos en asuntos relacionados al comercio, como ya se menciono, La principal causa del enfrentamiento, fueron las reclamaciones de indemnización que los comerciantes galos hacían al gobierno de México, por los daños ocasionados a sus negocios durante conflictos armados ocurridos en el país, reclamaciones que a través del ministro Deffaudis se hicieron del conocimiento del gobierno francés que exijo a México el pago de 600.000 pesos a sus ciudadanos afectados. Deffaudis abandona México al obtener negativas, pero, vuelve respaldado por 10 embarcaciones de guerra francesas.

Negociaciones entre México y Francia

Las tenciones que desencadenan la guerra de los pasteles entre los dos países subían de intensidad, el gobierno de Anastasio Bustamante además de negar tener que indemnizar también consideraba como injustas además de exageradas las reclamaciones francesas, a México se le dio el ultimátum de pagar los 600.000 pesos exigidos pero el gobierno Se negó a negociar mientras en el golfo se encontraran naves de guerra amenazando al país con una invasión, como consecuencia el almirante Bazoche, a cargo de los barcos franceses ordena el bloqueo de todos los puertos mexicanos en el golfo de México, principalmente el de Veracruz, el bloqueo fue levantado hasta la firma de paz el 9 de marzo de 1839 con lo que finalizo la guerra de los pasteles.

Charles Baudin

Fracasan las negociaciones Francia-México

Aun y con el bloqueo de puertos, el gobierno de Bustamante rechazo la propuesta de arreglo del conflicto que Charles Baudín trajo a su llegada el 13 de noviembre de 1838 como ministro plenipotenciario del gobierno francés a México, básicamente fueron las mismas exigencias con un extra, el pago de 600.00 pesos como indemnización a los comerciantes franceses que el gobierno franceses repartiría entre los afectados además de 200.000 más por los gastos generados por el bloqueo realizado por las embarcaciones francesas a los puertos mexicanos, sumando a todo esto la firma de un tratado de amistad y comercio que concediera a ciudadanos franceses y al gobierno de estos, trato preferencial en el comercio entre ambas naciones. México no acepto pagar los 600.000 pesos originalmente reclamados, mucho menos los 800.000 que Charles Baudin pretendía, así estallo la guerra de los pasteles.

bloqueo puerto de veracruz

Inicio del conflicto armado y firma de paz

Como las nuevas exigencias fueron rechazadas, el 27 de noviembre de 1838, la flota francesa abrió fuego sobre la ciudad de Veracruz y sobre la fortaleza de san juan de Ulúa; ambas la ciudad y fortaleza capitulan sin que el gobierno mexicano autorizara, es a Antonio López de Santa Anna a quien se le da el cargo de defender la ciudad, ante los 1000 franceses que desembarcaron en el puerto de Veracruz. Una escaramuza entre mexicanos y franceses fue el mayor enfrentamiento entre ambos ejércitos durante el conflicto.

La firma de paz se logró por las gestiones del embajador inglés Richard Pakenham, ya que el bloqueo francés minaba los negocios de su país en México. El 9 de marzo de 1839 se firma la paz entre México y Francia, esta última acepto solo los 600.000 pesos que exigía al principio olvidando los otros 200.000 por gastos de guerra, así llego a su fin la guerra de los pasteles que fue la primera intervención francesa en México.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *